Isla de Pascua Isla de Pascua
Isla de Pascua o Rapa Nui es la definición misma de "remoto". Es una pequeña y cara isla, que demorará unos 3 días en... Isla de Pascua

• Introducción: Isla de Pascua o Rapa Nui es la definición misma de “remoto”. Es una pequeña y cara isla, que demorará unos 3 días en ver, incluyendo el tiempo para superar el “jet lag”. El costo de llegar hasta allí puede ser prohibitivo, pero vale la pena venir a encontrarse cara a cara con esas cabezas gigantes y caminar en un lugar tan remoto y enigmático.

– Lo destacado: Volcanes y moais
– Lo negativo: Los precios y llegar ahí

• Peligros: Pasar demasiado tiempo o quedarse atascado, sin un vuelo fuera de la isla. La isla puede ser muy calurosa y polvorienta.
• Estrategia de Visa : libre en la entrada, los mismos requisitos que en Chile
Típica ruta turística: unos días de parada entre Santiago y la Polinesia Francesa
• Costos: Es bastante caro (alrededor de $35 – $50 dólares americanos por día), pero se puede encontrar alojamiento barato y se puede cocinar su propia comida en algunos hoteles y hostales. El costo del transporte es cada vez mayor hacia todos los moai.
• Dinero: El banco (sólo uno) dará avances de tarjeta de crédito cuando se abre por una tarifa. No hay cajeros automáticos. Si viene desde Chile, traiga una buena cantidad de efectivo.

Cómo llegar y movilizarse:

Cómo llegar: En la actualidad la única forma de llegar a la Isla de Pascua sin gastar una pequeña fortuna desde Chile, es tomar un vuelo de LAN Chile desde la Polinesia Francesa a Santiago (o viceversa) y asegúrese de que puedea bajar del avión durante la escala.
Cómo moverse: La única manera de ver la isla es alquilar un jeep ($50-100 dólares americanos) o tomar un tour (tres veces a la semana). Un jeep, dividido entre unas pocas personas, es la mejor opción y podrá ver todos los paisajes en un día. Alrededor de la ciudad, puede alquilar bicicletas y caminar (mucho) para unas vistas a uno de los impresionantes volcanes y ruinas.
• ¿Qué comprar?: Algunas caras, pero muy agradables esculturas. Un montón de mini-moais.
• Ambiente:
– Locales: Simpáticos (no muchos de ellos)
– Otros viajeros: Bien (no muchos de ellos)
• Alojamiento: Las opciones al bajarse del avión son enormes. Desde los agradables hoteles / pensiones de cerca de 30 dólares americanos a usar su propia tienda de campaña y camas.
• Comunicaciones: Algo de Internet (verá, incluso el lugar más remoto del mundo tiene Internet)
• Alimentación: Los restaurantes están bien, pero bastante caros. Los supermercados tienen stock limitado para preparar sus propias comidas. Traiga cualquier alimento que pueda de la parte continental
– Vegetarianos: Bien

 

Guillermo Silva

Viajero Frecuente, explorador y mochilero experimentado en los 7 continentes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *